jueves, 28 de agosto de 2014

Nunca es tarde, y si es tarde, qué importa?

 
  Dibujar, siempre me ha gustado, necesité de mucho tiempo para darme cuenta que valía la pena intentarlo en serio, no por ser bueno en ello, sino en la satisfacción que obtenía de esta actividad. A veces me gustaría de disponer más tiempo, sólo para dedicarme, tan siquiera, un día entero al dibujo y a la pintura, por ocio, por aislarme del resto del mundo, sea cual sea el motivo.
  Si a tí te gusta dibujar, pintar, tocar algún instrumento, por muy malo que creas que sos, aventurate a hacerlo, vas a ver que al irle perdiendo ciertos miedos, como a errar una nota, o que te quede un mamarracho luego de horas de trabajo, poco a poco, si no vas mejorando, al menos lo disfrutarás más cada vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada